¿Qué nos hace engordar?

engordar

Hay veces que por más bien que hagamos una dieta, que hagamos ejercicios diariamente y nos alejemos de todo los que nos engorda, no vemos resultados. ¿Qué nos hace engordar? Según Jon Gabriel, creador del Gabriel Method, el cual lo hizo bajar 100 kilos, el trasfondo del sobrepeso es a veces más complicado de lo que parece.

Según sus datos, existen muchos factores que nos hacen engordar, independientemente de los ya conocidos, que son el comer en exceso y llevar una vida sedentaria. A veces, por más esfuerzos que hagamos para bajar de peso, si no los resolvemos no lo lograremos, pues estamos frente a ciertos elementos de alimentación, hormonas, medicamentos, pensamientos y estilo de vida que nos están impidiendo llegar a nuestro peso ideal. Estos son los más comunes:

-Hacer constantemente dietas

La razón número uno es el estar constantemente a dieta, lo cual es incongruente ya que la gente se pone a dieta precisamente para bajar de peso, pero el problema es que las dietas restrictivas, a diferencia de las que te enseñan a comer para toda la vida, son contraproducentes. Al hacer dietas muy restrictivas, el instinto de supervivencia del cuerpo hace el mejor uso de los alimentos que consume y nos hace bajar de peso, pero cuando regresamos a nuestra manera habitual, el cuerpo empieza a hacer reservas de grasa para la próxima vez que el cuerpo sea restringido en calorías. Por eso muchas personas no sólo regresan a su peso inicial antes de la dieta sino que hasta suben un poco más, llegando al efecto conocido como rebote. De aquí la importancia de cambiar los hábitos alimenticios para toda la vida en lugar de hacer dietas por solo un tiempo.

-Llevar un estilo de vida estresante

El vivir bajo mucho estrés (emocional, financiero, personal, de trabajo, etc.) afecta al peso negativamente pues el estrés provoca un desbalance en las hormonas y a la acumulación excesiva de grasa. Y aunque en principio el estrés cause perdida de apetito temporal, para la mayoría de las personas es todo lo contrario, ya que les aumenta el apetito y sobre todo por alimentos chatarra. Por otro lado, el estrés aumenta los niveles de la hormona cortisol, la cual no sólo nos hace comer de más sino que también promueve la acumulación de grasa en el estómago.

-Estar en contacto con tóxicos en alimentos y medio ambiente

Hay estudios que muestran que los pesticidas y tóxicos que contienen ciertos alimentos y el medio ambiente pueden afectar al cuerpo negativamente y hacerlo subir de peso. Cuando nuestro cuerpo se llena de toxinas, el cuerpo responde aumentando el número de células de grasa, lugar en donde se guardan las toxinas para evitar que éstas lleguen al torrente sanguíneo y a nuestros órganos. Nuestro cuerpo básicamente nos está protegiendo de estos tóxicos pero con esto se origina que subamos de peso, a veces de manera inexplicable. Algunas de las toxinas que nos pueden hacer subir de peso son: los ptalatos (contenidos en algunos productos de belleza, velas y aromatizantes), BPA (contenidos en alimentos enlatados y botellas de plástico), pesticidas (frutas y verduras), algunos endulzantes artificiales, el jarabe de maíz de alta fructuosa, las grasas trans y los azúcares y carbohidratos refinados.

-Consumo de algunos medicamentos

Hay ciertos alimentos que nos hacen subir de peso. Algunos medicamentos pueden aumentar el apetito, causar retención de agua y poco a poco lograr que la persona se sienta fatigada y suba de peso. Estos medicamentos suelen trabajar en el centro del cerebro que regula la saciedad, haciendo que comamos más. Algunas de las medicinas que pueden provocar estos síntomas son algunos antidepresivos, ansiolíticos, medicinas que regulan el estado de ánimo, las migrañas, diabetes, presión sanguínea alta, terapia de remplazo hormonal y anticonceptivos.

-Presentar apnea del sueño

Estudios del International Journal of Obesity aseguran que aquellas personas que tienen desordenes del sueño tienen mayores posibilidades de subir de peso. El dormir menos por si solo no es lo que origina el aumento de peso sino que las personas que duermen menos suelen comer más de lo necesario. Además provoca un desorden en las hormonas grelina y leptina, las cuales controlan el apetito.

-Problemas emocionales

Seguramente hay momentos en tu vida en los que los alimentos sanos te saben maravilloso y tienes toda la motivación para hacer ejercicio y veces en las que sólo se te antoja la comida chatarra y quedarte tirado en el sofá. ¿Qué cambia de una situación a la otra? Generalmente es tu situación emocional, la cual afecta fuertemente a tu estilo de comer. De aquí la importancia de mantener un buen estado de ánimo cuando se está tratando de bajar de peso.

-Tener una mala digestión

Una mala digestión puede causar aumento de peso, esto es como resultado de la inhabilidad del sistema digestivo de desintegrar adecuadamente los alimentos. Esto provoca una mala absorción de los nutrientes y una mala eliminación de los deshechos y toxinas del cuerpo, lo cual contribuye a estreñimiento y hinchazón. Al no poder absorber adecuadamente los nutrientes de los alimentos puede llegar a afectar al metabolismo, reduciendo la rapidez con la que se queman calorías y por lo tanto aumentando la grasa corporal y la fatiga en general.

-Los pensamientos limitantes

¿Alguna vez te has preguntado por qué te cuesta tanto trabajo bajar de peso cuando lo has intentado todo? Empiezas con mucho ánimo y al cabo de unos días, todo se va por la borda. Cuando hay algo que queremos mucho conscientemente, pero por alguna razón no lo logramos, puede ser el subconsciente y los pensamientos limitantes los que nos están bloqueando. Si consciente e inconscientemente queremos bajar de peso, lo lograremos pero si hay miedos, dudas y conflictos internos, será muy difícil lograrlo. Por eso se recomienda descubrir las razones ocultas del sobrepeso para ayudar a bajar de peso fácilmente.

¿Te gusto el contenido de hoy? Sígueme en Facebook, dale LIKE y deja tus comentarios en TU DOSIS DIARIA.

https://www.facebook.com/tudosisdiariablog

Autor entrada: Dosis Diaria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.