Endulzantes artificiales, ¿endulzan o amargan nuestras vidas?

Cuando surgieron los endulzantes artificiales, hace más de un siglo, la vida pareció mucho más dulce ya que dejaríamos de consumir al monstruo más grande para nuestra salud: el azúcar, además de que se buscaba un sustituto para las épocas de escasez de azúcar. Pero en poco tiempo los detractores de estas sustancias no se hicieron esperar, que si son dañinas y provocan enfermedades, que no son seguras para el consumo de niños o mujeres embarazadas, etc. al grado de que ahora hay una gran confusión acerca de si las debemos de consumir y si hay unas mejores que otras.

Trataré de sacarte de tus dudas después de una entrevista que le hice al Dr. Arturo Perea, Médico cirujano con especialidad en pediatría del Instituto Nacional de Pediatría. “Como médico mi recomendación a toda la población es que coman sano, beban agua pura y realicen ejercicio”, comenta el Dr. Perea, “pero los edulcorantes cumplen una función, la cual es reducir el número de calorías que se ingieren y es recomendable para uso en pacientes con diabetes”. Los edulcorantes no calóricos han tenido gran auge debido al creciente aumento en los casos de obesidad y sobrepeso en el mundo. Se observa que los alimentos y bebidas que consumían muchas personas tenían muchas calorías y se buscó la manera de sustituirlas.

¿Son seguros?

El Dr, Perea asegura que todos los endulzantes en el mercado están avalados por organismos internacionales y que están en estudio permanente. De hecho la comunidad médica recomienda los que tienen mayor soporte científico como el caso de la sucralosa, que es el mas estudiado incluso por la competencia. En general se sabe que todos son seguros y no provocan daño a la población.

Los mitos más comunes.

Bajo la ignorancia y las campañas de desprestigio de la competencia se han generado mitos en torno a estos endulzantes. Se les atribuyen que promueven enfermedades y se han hecho observaciones de que generan enfermedad de parkinson, déficit de atención e hiperactividad en niños y cáncer en adultos.

“La realidad es que todos los organismos de salud internacionales los han autorizado como seguros para el consumo humano” apunta el Dr. Perea. Todos han sido evaluados para que no generen aporte de calorías y con un perfil de seguridad suficiente.

¿Engordan en lugar de enflacar?

“Se habla mucho de que existe una conducta compensatoria al usar estos productos lo que significa que al consumir productos sin calorías, se “compensa” consumiendo más calorías”, comenta el Dr. Perea, “pero realmente no hay estudios serios que lo demuestren pues éstos no inducen al apetito”. Por el contrario, se ha observado que el reducir el consumo de azúcar sí es útil para perder peso y de hecho muchos endulzantes si han favorecido a reducir el peso en pacientes con sobrepeso y obesidad.

Conócelos más a fondo

Esta es la información proporcionada por la Federación Mexicana de Diabetes en la que explica las características de los principales endulzantes artificiales.

Splenda

-600 veces más duce que el azúcar.

-Hecho de dextrosa, maltodextrina y sucralosa.

-Su sabor es el más parecido al azúcar.

-Se excreta exactamente como sucralosa.

-La EFSA (European Food and Safety Authority) sostiene que no es tóxico, ni mutagénico ni carcinogénico.

Stevia

-250 a 450 veces más dulce que el azúcar.

-Hecho con azúcar, stevia, extracto de caña sin calorías y sucralosa.

-Su dulzura es parecida al azúcar pero al final deja un sabor amargo.

-No se recomienda a diabéticos.

-La EFSA sostiene que no es tóxico, mutagénico o carcinogénico pero el límite de consumo es 4mg por kg de peso.

Truvia

-250 veces más dulce que el azúcar.

-Hecho de eritrol, glucosidos de esteviol y aromas naturales.

-Endulza parecido al azúcar.

-El exceso en su consumo tiene efectos laxantes y gastrointestinales.

Canderel/Nutrasweet

-180 veces más dulce que el azúcar.

-Hecho de dextrosa con maltodextrina, aspartame, acesulfame de potasio y saborizante natural.

-Edulza primero y después deja un sabor amargo.

-No se absorbe y se excreta sin cambios.

-La EFSA sostiene que no es mutagénico ni carcinogénico.

Azúcar BC

-1.5 veces más dulce que el azúcar.

-Hecho con azúcar, stevia y sucralosa.

-Es un poco más dulce que el azúcar de caña por lo que se usa menos cantidad.

Super Life

-250 a 450 veces más dulce que el azúcar.

-Hecho de Isomaltulosa y Stevia

-Tiene un dulzor más intenso que el azúcar pero deja un sabor amargo y un poco herbal al final.

-Se absorbe y se hidroliza en el intestino.

-No hay evidencia de efectos adversos.

Más endulzantes para un futuro más dulce.

En la actualidad se siguen desarrollando nuevos edulcorantes que logren tener más aceptación en la población. Un edulcorante bajo en calorías que está surgiendo ahora es el advantamo, elaborado a partir de una combinación de aspartamo y vainillina, un componente de la vainilla. El uso del advantamo ya está aprobado en Australia y Nueva Zelanda y la Food and Drug Administration  estadounidense está estudiando su uso como aditivo alimentario para introducirlo posiblemente pronto al mercado.

 

¿Te gusto el contenido de hoy? Sígueme en Facebook, dale LIKE y deja tus comentarios en TU DOSIS DIARIA.

https://www.facebook.com/tudosisdiariablog

 

 

 

Autor entrada: Dosis Diaria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *