¿El miedo te paraliza?

Los miedos pueden llegar a ser incapacitantes para quien los sufre. Desde un miedo a los bichos, a las alturas, hablar en público, hasta el miedo a la soledad, al fracaso o la muerte. El asunto es que los miedos nos impiden hacer muchas cosas haciéndolo incapacitante. Pero la realidad es que a los miedos hay que afrontarlos para poderlos superar. El atreverte a hacer algo que te da miedo será más gratificante que vivir con un miedo subyacente que solo te hará sentir impotente y te evitará crecer. ¿Qué hacer cuando nos enfrentamos al miedo?

 

1.La respiración, corta con la ansiedad.

Cuando estamos frente a algo que nos da miedo nuestra respiración se torna rápida y superficial, lo cual provoca que sintamos aún más ansiedad. Pero al controlar la respiración, se reducen los síntomas ansiosos. Cuando nuestra exhalación dura más que nuestra inhalación, en pocos minutos o a veces segundos, el cuerpo y mente empiezan a calmarse. Cuando empieces a sentir temor o ansiedad, haz lo siguiente: Detente y empieza a respirar. Inhala contando hasta el 7 y exhala contando hasta el 11. Puedes cambiar la combinación de números de 7/11 a 3/7 o lo que a ti te parezca más cómodo mientras que la exhalación sea más larga que la inhalación.

 

2.Usa otra parte de tu cerebro.

Cuando sentimos miedo, es mucho más difícil pensar con claridad. Pero si nos forzamos a usar otras partes del cerebro podremos diluir la emoción y nos empezaremos a sentir más calmados. Una buena manera de hacer esto es medir tu miedo en una escala de 1 a 10 donde el 10 significa estar aterrado y el 1 muy relajado. Entonces cuando tengas miedo te preguntarás: ¿Qué tanto miedo tengo? El simple hecho de pensar en tu nivel de miedo hará que entre la parte lógica del cerebro, lo cual hará que la emoción se empiece a diluir y te sentirás más calmado de manera casi inmediata. Si el miedo es muy alto empieza a hacer las respiraciones para que empiece a bajar el nivel de ansiedad y vuélvete a hacer la misma pregunta. Verás como ésta ya bajó aún más.

 

3.No caigas en la ansiedad anticipada.

Si sientes miedo o ansiedad a un evento futuro ya sea entrevista de trabajo, una presentación que tengas que hacer, un examen, una operación, etc. puede suceder que el simple hecho de pensar en ello te provoque el miedo como si ya te encontraras en esa situación. Pero en lugar de caer en esa espiral de ansiedad, detén tu mente por un minuto y empieza a respirar. Cuando empieces a sentirte más tranquilo piensa en algo agradable para hacer una asociación positiva en lugar de negativa. Esto te ayudará a asociar el evento futuro a algo más agradable y estarás más tranquilo cuando la situación que te provoca miedo llegue.

 

4.No eches a volar tu imaginación.

El miedo y la ansiedad se alimentan de la imaginación. El hecho de imaginar los peores escenarios futuros pueden empeorar los miedos e incapacitar a la persona. Esta imaginación fuera de control es la que reina cuando pensamos que nos van a asaltar, que vamos a hacer el ridículo, que vamos a chocar, que a nuestro hijo lo van a secuestrar, etc, etc. Hay quienes se convierten en “preocupones” crónicos que sólo ven tragedias en su futuro. Esto, además de ser innecesario, provoca que los miedos se vuelvan crónicos e irracionales. Cuando te suceda esto detén la mente y realiza las respiraciones. Ahora piensa en la situación contraria, en donde todo sale perfectamente, en donde tú estás feliz y muy tranquilo. Esto ayudará a programa a la menta a sentirse más tranquila y emocionada con las situaciones del futuro.

 

Ahora sí, con estas estrategias lograrás superar tus miedos y sufrir de menos ansiedad en general. Recuerda que el miedo es natural en los seres vivos pero no debes de permitir que éste rija tu vida.

 

TIPS RAPIDOS:

Libérate de tus miedos en un dos por tres.

Cuando te enfrentes a un momento en el que el miedo o la ansiedad se apoderen de tus pensamientos, no dejes que estos crezcan realizando estos cambios.

1.Acepta el miedo, no trates de luchar.

2.Observa el miedo y mídelo del 1 al 10 y empieza a respirar de manera tranquila.

3.Actúa como si nada pasara y no tuvieras miedo. Esto le mandará una señal a tu inconsciente de que nada inusual está sucediendo. Esto reduce significativamente la ansiedad.

 

¿Te gusto el contenido de hoy? Sígueme en Facebook, dale LIKE y deja tus comentarios en TU DOSIS DIARIA.

https://www.facebook.com/tudosisdiariablog

 

Autor entrada: Dosis Diaria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.