¿Cómo recuperarnos del estrés post traumático?

estrés post traumático

El estrés post traumático se presenta después de un evento impactante como puede ser la muerte de un ser querido, un accidente, un asalto, un evento my estresante, un trauma de la niñez o un evento natural como temblor, incendio o huracán, etc. Sus síntomas varían de persona a persona, pero lo que sí es cierto es que es importante tratarlo para no sufrir mayores consecuencias.

El  Estrés Post traumático es un trastorno que se presenta después de algún evento traumático, después de haber vivido un evento impactante o peligroso. Después del evento traumático la persona puede presentar una serie de síntomas que ven desde los leves hasta graves como:

-Memorias intrusivas: revivir el evento traumático una y otra vez (flashbacks), pesadillas acerca del evento, estrés severo cuando se regresa al lugar del evento traumático, etc.

-Evasión: evitar hablar acerca del evento traumático y evitar los lugares, actividades y personas que recuerden el evento.

-Cambios negativos en la forma de pensar y en el estado de ánimo: esto incluye el sentir desesperanza ante el futuro, pensamientos negativos, mala memoria, aislamiento, pérdida de interés en actividades que antes disfrutabas, emociones negativas, insensibilidad, etc.

-Reacciones físicas y/o emocionales: asustarse con facilidad, sensación de no bajar la guardia por si vuelve a temblar, actitudes auto destructivas como beber demasiado o manejar muy rápido, problemas para dormir, problemas para concentrarse, irritabilidad, comportamiento agresivo, sentimientos de culpabilidad, comer o fumar el exceso.

Estos síntomas pueden varias de una persona a otra.

¿Cómo regresar a la normalidad?

estrés post traumático

Después de entender un poco cuáles son los síntomas del estrés post traumático, el cual seguramente tengo, te comparto algunas claves para superarlo.

1.Platica: El hablar acerca de lo sucedido, te ayudará a liberar tus miedos e inquietudes. Puede ser desde con tu familia, amigos o hasta desconocidos. Un evento tan duro como este puede llenar a unir a las personas de una manera increíble y sacar lo mejor de todos.

2.Ríe: Después de momentos cargados de estrés es importante desconectarte por unas horas y olvidarte de lo que has vivido. Una gran opción es reunirte con seres queridos y amigos y pasar un buen rato o bien ver una serie o película de comedia o hasta pasar un rato leyendo chistes o memes en las redes sociales. La risa te ayudará a canalizar el estrés y te ayudará a subir tus defensas.

3.Ayuda: El ayudar a quien lo necesita es una manera maravillosa de hacer el bien y de canalizar toda tu energía. Tu ayuda, por muy pequeña que sea, hará la diferencia en quienes más lo necesitan. Sólo recuerda que también debes de dosificar tu energía para no acabar agotada tanto física como mentalmente.

4.Muévete: Aunque en este momento lo que menos tengas ganas sea de regresar a tu clase de spinning, el hacer cualquier actividad física te va a ayudar a liberar endorfinas, liberar el estrés y olvidar el trauma vivido. Si lo haces al aire libre, será aún mejor.

5.Crea un horario de sueño: Busca un ritual previo a dormir que te ayude a conciliar el sueño y descansar mejor. Primero que nada, no veas noticias ni leas redes sociales antes de dormir y bebe un té relajante o aplica aceite de lavanda en tus hombros, sienes y muñecas para relajar a tu sistema nervioso.

6.Equilibra tu sistema nervioso: Durante estos momentos en los que te sientes vulnerable es importante buscar maneras de equilibrar tu sistema nervioso. Una de las maneras más sencillas es tomando minutos para respirar a profundidad mientras enfocas tu atención a esta actividad y nada más. El escuchar música relajante que no asocies con el sismo también te ayudará a equilibrarte.

7.Ten paciencia: Los cambios no son de un día para el otro así que toma las cosas con calma y verás como poco a poco se normalizará tu estado de ánimo. Evita en este lapso situaciones que te puedan provocar estrés y trata de relajarte cada vez que puedas.

8.Ayuda a los pequeños a superar este momento: Los niños y jóvenes tienen una manera diferente de procesar estas tragedias por lo que ayúdalos manteniendo una rutina diaria para darles seguridad, dales oportunidad que expreses sus sentimientos y miedos, tenles paciencia y ofréceles tu atención, alienta la actividad física y el juego para que encuentren una válvula de escape.

9.Busca ayuda profesional: Si al paso del tiempo tus síntomas de estrés no se reducen o empeoran, busca ayuda profesional.

Líneas de ayuda México:

Liber México: 55 2886 4895, 55 2768 4896, 55 2712 9973, 55 6475 9690

Egresados Psicología Ibero: 4628 2628 (linea 24 horas)

Centro de atención telefónica UNAM: 4161 6041

Medicina a distancia CDMX: 5132 0909

Asociación Mexicana de Psicoterapia: 5515 1041 / 5661 9793

Autor entrada: Dosis Diaria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.