9 reglas para una entrevista de trabajo perfecta

Si pensabas que todas las entrevistas de trabajo son iguales, piensa de nuevo. Hay ciertas reglas que debes de cumplir para obtener ese trabajo.

Regla 1- Haz tu tarea.

Es muy importante que vayas preparada a la entrevista, de aquí radica gran parte del éxito de tu entrevista. Cuando te llamen para concertar la cita pregunta cuál es el puesto que están ofreciendo, las labores que desempeñarías y el sueldo que están manejando o por lo menos un rango. De esta manera puedes saber si ese trabajo es lo que en verdad deseas. Realiza una investigación acerca de la empresa en la que te vas a entrevistar para conocer el giro, los productos y servicios que ofrecen, si tiene presencia internacional y busca datos interesantes de la misma que puedas aportar durante tu entrevista. Por último, empápate de las noticias del momento ya que en ocasiones te pueden preguntar sobre temas actuales.

Regla 2- La primera impresión es lo que cuenta.

Es esencial causar una buena impresión en una entrevista de trabajo y darle la seriedad que merece. “Para las mujeres no hay nada mejor que vestir con falda o vestido. Las puedes combinar con un saco o suéter lindo. Lo importante es distinguirte con respecto a los hombres”, sugiere la Lic. Flores. Otros detalles importantes son: lavarte los dientes y usar enjuague bucal (no hay nada pero que llegar a una entrevista con mal aliento), llevar las uñas cortas y con un barniz discreto (cero decoraciones y uñas extra largas). Evita los escotes, demasiados accesorios, las minifaldas y la ropa demasiado colorida. Lo ideal es usar un maquillaje y peinado discreto.

Regla 3- Llega antes de tu cita.

La puntualidad es muy importante en una entrevista de trabajo así que procura llegar 15 minutos antes por aquello de que te pierdas, no encuentres donde estacionarte o te toque tráfico. Llega a recepción y avisa que tu cita es en 15 minutos pero llegaste un poco antes. Durante tus 15 minutos de espera ve al baño, llama a tu novio, mamá, o amigas y diles que no te llamen durante tu entrevista. Y muy importante, pon en vibrador tu celular. Al entrar a la cita con tu reclutador, saluda de mano con firmeza (no importa si es mujer, nunca saludes de beso), viendo siempre a los ojos y menciona tu nombre (para que tu reclutador lo recuerde). Ve con suficiente tiempo por si el reclutador te hace estudios psicométricos o quiere que te entrevistes con más personas.

Regla 4- Lleva tu CV impreso.

“En este mundo paperless, los candidatos a trabajos creen que ya no es necesario llevar su CV impreso, pero sí lo es”, comenta la Lic. Flores. “Me llegan tantos CV diariamente por email, que me sería imposible localizarlos todos”. Evita el decir que ya lo mandaste pues da una imagen poco profesional y lleva siempre tu CV resumido en una hoja (sí se puede, a menos que seas Bill Gates) y dentro de un folder. No es necesario engargolarlo, decorarlo, ponerle clips ni engraparlo. Tu CV debe contener tu información básica: estudios, idiomas, habilidades (esto les ayuda a saber si eres creativa, dinámica, etc), conocimientos (aunque no tengan que ver con tu puesto) y tu experiencia laboral. No es necesario poner hobbies ni actividades extracurriculares pero sí indispensable que tenga una foto reciente, tamaño infantil para que el reclutador recuerde tu cara.

Regla 5- Deja que el entrevistador hable.

Al entrar a tu entrevista espera a que tu entrevistador te empiece a hacer las preguntas y deja que él o ella lleve la pauta de la conversación. Lo más probable es que el reclutador empiece preguntando tus datos generales: edad, estado civil, lugar en donde vives, si tienes hijos etc. Esto le ayuda a ver tus necesidades económicas, tu estilo de vida, si eres constante, etc. Luego te preguntará escolaridad, idiomas (a veces te harán algunas preguntas en los idiomas que conoces). Sé clara y concisa al responder sin extenderte demasiado y no cometas el error de exagerar demasiado tus logros; mejor deja que tu CV hable por ti. Contesta siempre a nivel laboral y no te refieras a tu vida personal y familiar a menos de que te lo pregunten.

Regla 6- Nunca mientas en la entrevista.

“Es muy importante que no mientas en tu CV ni en la entrevista ya que tarde o temprano tus jefes lo descubrirán. Nunca pongas algo que no sabes o que no has hecho”, dice la Lic. Flores. Si no sabes manejar Excel, por ejemplo, es mejor responder: “No lo sé manejar muy bien pero tengo mucha facilidad para aprender o me encantaría aprenderlo”. Si te corrieron en alguno de tus trabajos, más vale decirlo pero de una manera política como: “Decidimos terminar la relación laboral porque no estaba funcionando correctamente”. Sé muy puntual en las fechas de entrada y salida a tus anteriores trabajos para que así tu reclutador pueda percibir qué tan estable eres. Se muy clara en los horarios en los que puedes trabajar y hasta donde te puedes comprometer. Si no piensas trabajar los fines de semana u horas extras, es mejor que lo aclares en ese momento.

 Regla 7- Prepárate para lo obvio y lo extraordinario

Ve preparada para las preguntas obvias que hacen los reclutadores pero también para las que no te esperas. Las preguntas obvias son: ¿Que funciones desempeñaste en tu otro trabajo? ¿Cómo te ves en 10 años? ¿Qué crees que podrías aportar a esta empresa? Dime tres virtudes y tres defectos, etc. Pero también prepárate a que te pregunten cosas como: ¿A qué antros te gusta ir? (hay reclutadores que preguntan esto para saber cómo pasas tus ratos libres) ¿Qué tipo de deportes haces? (Para descubrir cómo manejas el estrés), ¿Tienes novio? (para ver si vas a poder quedarte tarde muy seguido en el trabajo), etc.

Regla 8- Deja que tu cuerpo hable.

Siempre van a existir los nervios en una entrevista de trabajo pero trata de controlarlos respirando profundamente antes de entrar. Si te empieza a temblar la voz o empiezas a sudar es mejor decir que estás un poco nerviosa en lugar de tratar de ocultarlo. Seguramente el reclutador ayudará a que te relajes. Siéntate derecha y mantén un espacio razonable entre tu entrevistador y tú y por más confianza que sientas, evita tocarlo. Siempre míralo a los ojos y sé tú misma. Demuestra que tienes ganas de obtener el puesto pero sin parecer desesperada. Evita a cualquier costa mostrarte apática pues así nunca obtendrás el trabajo.

Regla 9- Da seguimiento pero sin hostigar.

Termina tu entrevista aclarando tus dudas: funciones, responsabilidades, que se esperaría de ti en el puesto, horarios, sueldo, días de pago, de descanso, vacaciones, prestaciones, etc. Pregunta si es la ultima entrevista o si tienes que pasar mas filtros y si es oportuno que les llames o si esperas a que ellos lo hagan. Despídete con un apretón de manos, viendo a los ojos a tu entrevistador y diciendo tu nombre otra vez. Agradece la entrevista y diles que quedas en espera de su llamada (si es el caso). Si tú debes de llamar, hazlo en la fecha que te dicen, no antes ni después.

Recuerda que la entrevista es una promoción de tus habilidades, aptitudes y conocimientos, ¡demuéstralos!

Autor entrada: Dosis Diaria

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.