Sigue las reglas para que tu relación dure.

En una relación no es sólo el amor lo que se necesita para durar mucho tiempo. Existen elementos que juegan un papel muy importante, pues de éstos depende que ambos encuentren la plenitud dentro de la pareja.

 El amor, un asunto de compatibilidad.

La clave más importante para tener una relación feliz radica en elegir a la persona correcta. Esta persona debe ser profundamente compatible contigo. Ser muy similar en todos los sentidos: vida práctica, en cuestión sexual y en como perciben el mundo en general. Pero, no te preocupes, no es necesario parecerse en absolutamente todo. Puedes diferir en cosas importantes y aún así ser compatibles.

La negociación, ¡básica!

Todos acostumbramos negociar con nuestra pareja mucho más que con cualquier otra persona en el mundo. Esto es porque esperamos que esté de acuerdo con nosotros mucho más de lo que las demás personas. Suponemos que nuestra pareja debe estar de acuerdo con nosotros, pues si no lo está, nos sentimos traicionados. Es por eso que las parejas que aprenden a negociar tienen más posibilidad de perdurar.

Acepta que no puedes cambiar al otro.

Las parejas que duran saben que no pueden cambiar al otro. Cuando los miembros en una relación son muy diferentes, no pueden cambiar como para parecerse lo suficiente al otro. Las personas cambian mucho a lo largo de su vida: pueden superar miedos e inhibiciones y adquirir más confianza en sí mismas, pueden desarrollar o descubrir talentos, pueden obtener una idea clara de aquello que les importa, pero aún con todo esto, nunca se transformarán en alguien más ni cambiarán por el otro, sino que se volverán cada vez más, ellas mismas.

Los terapeutas de pareja han llegado a la conclusión de que si las parejas son incompatibles de manera importante, no pueden cambiar para volverse más compatibles. Lo único que se puede hacer es ayudarlos a adecuarse y a tolerar sus diferencias. Pero aún con aceptación, este tipo de parejas nunca serán tan buenas como las que, desde conocerse, son compatibles.

Tener gran atracción sexual.

La relación sexual entre una pareja es un vínculo muy importante entre ambos. Cuando los dos son similares en este aspecto, se sienten muy atraídos por el otro, se interesan y se preocupan por tener sexo en la misma frecuencia. También comparten el grado de bienestar y conocimiento respecto a su sexualidad. Ser parecidos en el ámbito sexual es importante pues en la medida en la que los miembros de una pareja no lo sean, sentirán que su vida no es totalmente plena.

Ver la vida de la misma manera.

Cuando las parejas son compatibles en la dimensión perceptiva, permanecen cercanas sin importar cualquier cosa. La similitud en la manera de ver la vida es importante, porque dependiendo del grado en que los miembros de la pareja comparten la misma perspectiva (lo que es importante o no, la misma comprensión espiritual, el sentido que tiene el mundo y su propia vida) continuarán siendo compañeros. Si no la comparten, se sentirán solos en la relación.

Al compartir la perspectiva de la otra persona nos sentimos libres de ser nosotros mismos. Y siendo quienes realmente somos es como nos sentimos más felices y cómodos. Cuando estamos en una relación con alguien que no percibe las cosas como nosotros, nos inhibimos y suprimimos partes esenciales (ya sea de manera consciente o inconsciente).

Please follow and like us:
0

Post Author: Dosis Diaria

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *