¿Sabías que la felicidad se puede aprender?

Mucho se habla acerca de la felicidad. Que si nacemos predispuestos a ser más optimistas o pesimistas, que si la familia con la que vivimos o las personas con las que interactuamos afectan nuestro humor, etc. La realidad es que aunque sí afectan, la buena noticia es que la felicidad se puede aprender al igual que cualquier otra cosa.

Los seres humanos tenemos entre 40 mil a 60 mil pensamientos cada día. Aquellos que toman consciencia de sus pensamientos, negativos son capaces de cambiarlos y hacer mayores cambios positivos en su vida.

Es natural tener pensamientos negativos de cuando en cuando pero no es normal sólo pensar negativamente. De aquí la importancia de aprender a ver la vida a través de unos lentes “rosas” en los cuales le den más importancia a las cosas buenas que a las malas. Si piensas con detenimiento te darás cuenta de que por más negro que sea tu panorama, sí hay cosas buenas que te suceden en el día a día, por ejemplo: los ricos chilaquiles que desayunaste, el abrazo que te dio tu hijo cuando se despidió de ti, la divertida película que viste en el cine, el elogio que te dio un cliente después de que lo atendiste, etc. Son cosas pequeñas, que se van sumando poco a poco hasta hacer de tu vida una cadena de pensamientos y situaciones positivas.

Ahora, ¿cómo cambiar?

Cuando tengas pensamientos negativos….

*Aunque los pensamientos negativos son normales, darle vueltas y vueltas a los mismos solo te traerá ansiedad y depresión y una sensación de no poder hacer nada. Trata de no darles tanta importancia.

*Trata de buscar alternativas al problema, ya que esto te ayudará a sentirte más en control.

*Trata de pensar en las situaciones negativas o cosas malas que te han sucedido como situaciones inesperadas pero que no serán permanentes ni personales.

*Cuando tengas pensamientos negativos, identifícalos y trata de verlos como si alguien te lo estuviera diciendo a ti. ¿A poco alguien que te estima o quiere te diría esas cosas tan feas?

*Trata de convertir tus pensamientos negativos en positivos: examina la evidencia y ve si en verdad es tan grave como piensas, piensa que todo va a pasar.

*Intenta meditar por unos minutos y enfócate en el presente.

*Toma acción y sigue adelante hacia una meta positiva que tenga importancia para ti.

*El hecho de ayudar a los demás favorecerá a dejar de pensar en las cosas malas que te suceden.

*Trata de buscar las cosas positivas y los aprendizajes de lo malo que te sucede en la vida.

*Aquellas personas que se comparan constantemente con otros son más propensos a experimentar sentimientos de envidia, arrepentimiento, culpabilidad y de menor satisfacción con su vida. Evita hacerlo.

Cambia lo malo por lo bueno.

-Enfócate en tus habilidades y en tus cualidades y busca una manera de explotarlas cada día.

-Cambia la envidia en acción y mejor lucha por lograr lo que otros tienen y tú deseas.

-Cuando tengas pensamientos negativos, cambia tu entorno y sal a hacer ejercicio, medita, escucha música, distráete haciendo algo que tanto te guste.

-Escribe en una hora de papel las cosas que te preocupan. Esto te ayudará a aclarar tu mente y a dejar a un lado tus preocupaciones. Al terminar, rompe el papel.

-Date un baño caliente o abraza a tu mascota. El calor y la cercanía te ayudarán a dejar de pensar en cosas negativas.

Más información en www.happify.com Un excelente sitio web que te enseñará a sentirte más feliz.

Please follow and like us:
error0

Autor entrada: Dosis Diaria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *