Por qué elegir tus batallas te ayudará a tener una mejor relación de pareja

 La vida está lleno de conflictos de todo tipo pero cuando estos son con la pareja, la relación se puede convertir en un eterno campo de batalla. Pleito, por aquí, pleito por allá. Que si no te abrió la puerta del auto, que si no te mandó ningún mensaje de texto durante el día, que si le hizo mala cara a tu mamá, etc. Los pleitos pueden darse por todo! La convivencia diaria provoca que surjan más conflictos y si los discuten TODOS puede desgastar la relación.

Las relaciones saludables se basan en la habilidad de las parejas de definir cuales son los asuntos por los que vale la pena pelear y cuales no, en otras palabras hay que elegir las batallas. Qué pasaría si empezaras a elegir las batallas que en verdad valen la pena y las demás dejarlas pasar y quizá hacer un comentario unos días más tarde y punto. Hacer esto puede quitar presiones innecesarias en la pareja y enseñarlos a comunicarse con más eficiencia.

 

Para iniciar esta nueva manera de relacionarse, antes de meterte a una discusión pregúntate lo siguiente:

-¿En verdad vale la pena discutir por esto?

-¿Recordaré este asunto en unas horas?

-¿Discutir sobre esto es sumamente importante y si no lo comento me afectará en el futuro?

-¿Prefiero discutir este punto o dejarlo pasar y estar feliz al lado de mi pareja?

-¿Cual es mi estado emocional actual? (Si te sientes estresada, molesta, deprimida, preocupada, etc. puede escalar la discusión y hacerla más grande).

 

Después de responderte estas preguntas podrás concluir si vale la pena pelear esa batalla o no hacerlo. También puedes decidir no hacerlo en este momento y esperar a que los dos estén más tranquilos para poder hablar y llegar a un mejor acuerdo que los beneficie a ambos.

 

Si decides pelear esa batalla, aquí hay algunos consejos para que ésta sea productiva y logren verdaderos cambios en las actitudes que les molestan del otro.

 

1.Piensa antes de pelear

Evalúa las consecuencias que traerá la discusión antes iniciarla y trata de hacerlo cuando sea realmente importante. Evita las pelear por cosas simples y sobre todo que escale a algo más grande. Pregúntate si vale la pena discutir por eso y si el tema importará al día siguiente.

 

2.Respira

Antes de empezar a pelear toma un momento para calmarte. Respira profundo y cuenta del uno al 20 antes de decir cualquier cosa. Si puedes, salte de la habitación por unos minutos y regresa más calmada y con mejores argumentos.

 

3.Evita atacar a tu pareja

Comenta tus puntos de vista con un argumento lógico en lugar de que suene a berrinche. No ataques a tu pareja y mejor usa frases como: “Yo me siento así cuando tú haces esto” pero evita señalar y atacar con el típico: “Tú siempre….”

 

4.Escoge el mejor momento

Evita pelear el público o enfrente de sus hijos. Mejor busquen un lugar en donde puedan hablar en privado y así poder hablar abiertamente y liberar sus frustraciones.

 

5.Da tu brazo a torcer

Muchas personas quieren ganar todas las discusiones, aún cuando no tengan razón. Pero si deseas tener una relación sana, aprende a aceptar cuando no tienes la razón y da tu brazo a torcer de vez en cuando. Responsabilízate por tus errores y busca la manera de solucionarlos.

 

6.No se olviden del respeto mutuo

Evita levantar la voz y agredir a tu pareja. Acuérdate que por muy enojados que estén no deben de olvidar el respeto mutuo. Cuando este se pierde las discusiones se tornan muy agresivas y más difíciles de resolver. Escucha antes de responder y deja saber a tu pareja que sus puntos de vista también son valorados. Si la discusión se vuelve muy álgida o violenta detente por un tiempo a que ambos de calmen.

 

7.Dense la cara

En lugar de mandarse mensajitos agresivos por medio del celular, resuelvan sus problemas cara a cara. El poder leer el lenguaje corporal del otro beneficia a la mejor resolución de sus problemas. Piensa muy bien antes de decir algo ya que después de que las palabras salgan de tu boca, será más difícil resarcir el daño.

 

Las parejas exitosas aprenden a ceder y a dar su brazo a torcer y evitan estar peleando todo el tiempo. El aprender a decidir qué batallas pelear y cuales dejarlas pasar les ayudará a llevar una vida más pacífica y a tener una mejor relación a la larga.

Please follow and like us:
0

Post Author: Dosis Diaria

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *