Los focos rojos que hacer peligrar tu relación

 

¿Cómo podemos saber que la relación en la que estamos ya no funciona? Para algunas mujeres es muy claro, se dan cuenta de inmediato, pero hay otras que sienten que algo no está bien y aún así continúan con esa pareja, pues tienen la esperanza de que las cosas se van a resolver. Pero, ¿cómo saber cuando es tiempo de luchar y cuando de terminar?

 

La escritora Martha Carrrillo en su libro “Divorciada pero virgen” asegura que las mujeres, se quedan en una relación por cariño, complicidad pero cuando la relación ya no funciona, se quedan por miedo a lo que opine la soledad o de hacerse responsables de su vida al 100%, aunque sean mujeres trabajadoras. En muchas mujeres hay una creencia de que no pueden solas.

 

En el caso de los hombres las causas son diferentes ya que muchos se quedan en una relación que ya no funciona pues su pareja los consiente, porque les gusta su compañía y muchas veces también por la familia y por los hijos, “porque ellos pierden más a los hijos cuando se da un rompimiento”, asegura Carrillo.

 

Pero, ¿cómo saber cuando algo no va bien? La mayoría de las veces ya sabemos pues ya no sentimos la misma ilusión cuando estamos con la pareja , pero sobre todo hay varios focos rojos que se encienden, a los cuales debes de poner atención.

 

Focos rojos de que tu relación no va bien

 

-Ya no confías en tu pareja

La confianza es básica para tener una buena relación de pareja. Si ya no crees lo que te dice, sospechas que te oculta cosas o tú le ocultas cosas a él, debes repensar la relación.

 

-Sientes que algo no va bien

Es muy importante seguir tu intuición, sobre todo cuando se trata de tu vida de pareja. Si sientes que algo no está bien, confronta a tu pareja para tener claridad del futuro de la relación. Es mejor arreglar a tiempo o dejarlo ir que seguir en una relación que ya no funciona.

 

-Sospechas que tu pareja tiene un amante

Ya sea que estás segura de que es cierto o tienes una fuerte sospecha, es esencial no dejar pasar más tiempo y afrontar a tu pareja y resolver este grave problema.

 

-Tú y tu pareja se pelean más de lo que sonríen

Cuando las peleas son constantes, es tiempo de repensar la relación. Los pleitos puedes ser normales en una relación cuando existe una contraparte en la cual también se den buenos momentos, sonrisas y complicidades. Pero cuando todo es pleito, es momento de buscar soluciones.

 

-Alguno de los dos tiene una adicción

Cuando uno de los dos tiene una adicción, ya sea a las drogas, alcohol, medicamentos, al juego u a otras cosas, puede traer graves consecuencias para la relación. En estos casos es necesario pedir ayuda, para evitar problemas mayores en la pareja.

 

-No disfrutan estar solos

Cuando el estar los dos solos ya no son suficiente para pasarla bien y buscan pretextos para siempre estar acompañados ya sea por amigos o familiares, es momento de pensar en alguna solución pues corren el riesgo de convertirse en extraños.

 

-Hay violencia en la relación

Si en la relación hay faltas de respeto, golpes, gritos, agresiones verbales o físicas, sin duda se encuentran en una relación que está fracturada.

 

-¿Qué es lo que nunca debes de tolerar?

La falta de respeto, la violencia, la incomunicación, el desamor.

 

Tomar la decisión de terminar

Si llegas al punto en el que sabes que ya se acabó la relación no hay manera de engañarte. Carrillo recomienda salirse de ahí cuando ya no puedas seguir. “Mucho se nos ha dicho que tenemos que luchar por el matrimonio y está padre hacerlo pero una relación de pareja tampoco se hizo para sufrir. Entonces si estás en un mal matrimonio, o lo compones, o salte porque si te quedas ahí se te va a ir la vida y te vas a desgastar”, comenta.

 

Nunca es tarde, simplemente toma la decisión cuando tengas la fortaleza. Y por mucho que duela, cuando la relación ya no da para más, si te quedas te puedes morir ahí mismo, emocionalmente hablando.

 

Un proceso complejo pero no es el fin del mundo

Si tienes que tomar la decisión del divorcio, toma en cuenta que es un proceso muy complejo pero no es el fin del mundo. Puedes llegar a sentir un vacío enorme porque tu vida era de dos y pasarás a ser uno, pero todo es un proceso. “Hoy en día la soltería también es una opción, pero tenemos mucho miedo a asumirla y a veces preferimos estar solos-acompañados que vivir nuestra soltería. Es importante darte cuenta que vales y mereces una relación sana y un amor de verdad”.

 

“¡Espera, el divorcio no es un fracaso!”, comenta Carrillo. Pero desgraciadamente muchas personas lo viven con una culpa tan grande que la arrastran por el resto de su vida. “De por sí el divorcio es complejo pero si además le aumentas el melodrama de que rompiste una familia, esto será más difícil. Yo soy divorciada y no soy fracasada. Simplemente se terminó el ciclo con una persona, con quien creía que iba a durar toda la vida pero no fue así”, asegura. “No duramos toda la vida, pero sí duramos una etapa que fue muy hermosa y que después vino el desgaste. Recuerda que se cerró un ciclo de tu vida, así que no lo cargues como víctima.

 

Puedes leer más en “Divorciada pero virgen”, de Martha Carrillo, Editorial Diana.

Please follow and like us:
0

Post Author: Dosis Diaria

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *