¿Has perdido tu espíritu navideño? 12 maneras de encontrarlo

¿Sientes que andas baja en espíritu navideño? Pues esto es lo que te propongo esta Navidad. Que te olvides del tráfico, de lo repletas que están las tiendas, lo caro que está el bacalao o de los muchos regalos de compromiso que tienes que comprar. Este día debe de ser algo inolvidable, y tú eres quien lo debe de hacer realidad. ¿Algunas ideas? Sigue leyendo…

 

  • Inventa tu propia tradición- Esta es la época del año en la cual hay más tradiciones que seguir. Algunas las hacemos por gusto y otras simplemente porque nuestra familia las sigue. Este año, piensa detenidamente acerca de cuales quieres conservar y cuales no. A partir de esto, empieza una o varias nuevas tradiciones que te llenen completamente. ¿Algunas ideas? En lugar de intercambiar regalos con amigas, vayan a cenar a un restaurant muy elegante unos días antes de Navidad, ve a cortar tu propio árbol de Navidad, disfruta de un rico masaje unos días antes de las fiestas, organiza un evento deportivo, un rally después de la cena navideña o un intercambio de regalos. Lo importante es que disfrutes de las fiestas y que busques pretextos para unir a los que más quieres.

 

  • Ponte a cocinar sólo por gusto- Aprovecha estos días de fiesta en los que se antojan deliciosos platillos para cocinar algo rico para ti y para tu familia. No lo hagas para una ocasión especial sino para disfrutar, de principio a fin. Elige algunas recetas que has querido hacer desde hace mucho tiempo. Ve de compras por los ingredientes y toma toda la mañana o tarde para preparar los alimentos. Disfrútalos junto a una persona especial.

 

  • No vayas a todas las fiestas- Una de las razones por las cuales acabamos agotadas en estas épocas son el exceso de fiestas, posadas, brindis y cenas a las que tenemos que asistir. Después de tres semanas o más de festejos acabamos desveladas, agotadas y algo estresadas. Este año te propongo que empieces a ser más selectiva con tus invitaciones. Elige sólo las que sean más importantes para ti y las que no, mejor agradécelas y no vayas. De este manera aún tendrás energía y ganas de festejar cuando llegue el Año Nuevo.

 

  • Ayuda a los demás- La esencia de la Navidad tiene mucho que ver con este acto. Con tantas fiestas y regalos se nos olvida de lo que en verdad importa por lo que buscar la manera de ayudar a cualquier persona que lo necesite te pondrá en contacto con tu real espíritu navideño. Si pones atención a tu alrededor verás a muchas personas que necesitan de tu ayuda, desde la oficina, hasta tu casa, pasando por la calle. Ponte la meta de ayudar al mayor número de personas posibles este año y recibirás grandes satisfacciones.

 

  • Acércate a tu familia- Nada mejor que estas épocas para volver a ver a los parientes que viven fuera de la ciudad, para tomar un tiempo para visitar a los que viven cerca pero no has visto en mucho tiempo e incluso convivir más con quienes vives. El ritmo ajetreado en el cual vivimos muchas veces nos impide tener momentos de platicas profundas y de diversión con nuestro esposo, hijos, hermanos y padres. Aprovecha estos días para hacerlo y volverte a conectar con quienes hacen de estas épocas algo tan especial.

 

  • No te quedes en la ruina- Durante estas épocas es cuando más gastamos en TODO el año. Apenas recibimos nuestro aguinaldo e inmediatamente nos estamos gastando hasta el último centavo. Obviamente que para enero no sólo ya nos quedamos sin dinero sino que además tenemos deudas que quizás arrastraremos durante meses. Esta vez, haz un presupuesto inicial y calcula cuánto deseas gastar por cada regalo que darás. Esto te ayudará a gastar sólo lo que tienes. Además, si te sobra un poco, hasta podrás darte un regalo especial a ti.

 

  • Desea a todos una Feliz Navidad- ¿Te has dado cuenta de lo bien que se siente cuando alguien te desea un buen día? Pues haz lo mismo por lo demás y desea una Feliz Navidad a todas las personas con las cuales cruces tu camino en estas épocas. Notarás como su rostro cambia en el momento que se los dices y de esta manera comenzarás una cadena de buenos deseos que ayudará a ti y a los demás.

 

  • Redescubre a tu niña interior- ¿Recuerdas qué era lo que adorabas de la Navidad cuando eras niña? Pues esta es la oportunidad ideal de reconstruir esos momentos de magia. Date el permiso de disfrutar como niña de un helado de tres bolas, de estar en pijama todo un día, de llenar un libro para colorear, de pasear por las calles de tu ciudad para disfrutar de las decoraciones navideñas o de cenar galletas con leche. ¡Todo se vale!

 

  • Ríe más- ¿Qué es lo más representativo de Santa? Su famoso “Ho,ho, ho”. El siempre está de buen humor y aprovecha cualquier momento para reír. Pues ahora sigue al pie de la letra sus consejos y vive de manera más relajada y positiva. Al sonreír inmediatamente te sentirás más relajada y el estrés te afectará mucho menos. Otra ventaja, es que la risa es contagiosa por lo cual podrás lograr un efecto muy positivo también en los seres que te rodean.

 

  • Enseña a tus hijos en verdadero significado de la Navidad- Aprovecha estos días de vacaciones para platicar con ellos y explicarles que la Navidad no sólo se trata de regalos y posadas sino que hay una base muy importante detrás. También puedes leerles cuentos navideños en donde se muestren los valores de esta época. Recuerda que el espíritu de la Navidad afirma que todas las personas somos bondadosas en el fondo y que es posible dejar atrás todas las calamidades que nos agobian en el mundo y simplemente tomar el tiempo para entender y querer a los demás y ser más tolerantes.

 

  • Libérate del pasado- Casi todos tenemos recuerdos tristes o melancólicos que nos atacan en estas épocas. Hay quienes se sienten decepcionadas porque las fiestas ya no son como eran o porque ya no están con ellos un ser querido. La vida nos trae cambios inesperados y cada época navideña es única y por lo tanto debe ser disfrutada de una manera diferente. Hay que pensar en el presente en lugar de pasado y disfrutar ese momento que no volverá.

 

  • Regala tiempo para ti- Entre tanto regalo, decoraciones, fiestas, visitas a amigos y ayuda a los demás, no hay que olvidarnos de la persona más importante: de nosotras mismas. Aprovecha la atmósfera de paz, los días de vacaciones y la cercanía con tu familia para darte tiempo para ti. En estos días podrás reflexionar acerca de lo bueno y lo malo que hiciste durante el año y cómo puedes cambiar lo que no te gusta tanto de ti. También es un tiempo excelente para apapacharte y disfrutar de tu maravillosa compañía.

 

Please follow and like us:
0

Post Author: Dosis Diaria

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *