¿Haces ejercicio pero no ves resultados?

 

¿Eres de las personas que vas diario al gimnasio pero no ves los resultados que quieres? ¿Sabías que los monitores de frecuencia cardiaca pueden ayudarte a lograr tus objetivos? Estos se han convertido en una de las herramientas preferidas de los deportistas y con las cuales han logrado llevar su entrenamiento al máximo potencial.

 

¿Qué son?

Son dispositivos, que se usan normalmente en la muñeca, que sirven para medir la frecuencia cardiaca, número de pasos, calorías quemadas y hasta calidad del sueño. Estos se usan principalmente durante el ejercicio, pero también se pueden usar todo el día para descubrir qué tanta actividad física logras durante el día. Saber la función cardiaca durante el ejercicio es la clave para saber la resistencia aeróbica del cuerpo, descubrir el rendimiento durante el ejercicio, maximizar los resultados, y sobre todo evitar el sobre entrenamiento y riesgos cardiacos. Como verás, tiene una gran utilidad durante el ejercicio. “El usar uno de estos es la clave para lograr tus objetivos rápidamente”, comenta Alejandro Madrid, maestro de spinning y acondicionador físico.

 

Los monitores te dan un registro completo de tu frecuencia cardiaca durante todos tu entrenamientos y son mucho más precisos que si tomaras tu ritmo cardiaco de manera manual, además te evitará detenerte a mitad de tu entrenamiento para hacerlo. También ayudan a prevenir lesiones y a lograr la intensidad deseada durante el entrenamiento.

 

Logra los resultados que quieres

Cada persona busca resultados diferentes en el momento de entrenar. Ya sea bajar de peso, quemar grasa, mejorar la resistencia aeróbica. fortalecer los músculos o entrenar para un maratón o triatlón. El ejercitarte en la zona que quieres te ayudará a lograr los resultados que quieres. Estas son las zonas y los porcentajes cardiacos:

 

-Zona de calentamiento: 50 al 55% (es para los primeros minutos de ejercicio)

-Zona de quema de grasa: 60 al 70% (es ideal para bajar de peso)

-Zona de resistencia aeróbica: 75 al 85% (ayuda a fortalecer corazón)

-Zona de músculo (anaeróbica): 85 al 95% (ayuda a tonificar los músculos y mejorar la velocidad)

 

La mejor elección

Para elegir el monitor ideal considera que hay dos opciones diferentes. El primero es el más exacto de todos y este cuenta con el reloj junto con una banda que se coloca en el pecho que contiene un sensor y transmisor. El segundo es el monitor en forma de reloj que toma la información cardiaca en la muñeca. El primer modelo tiene una mayor exactitud y por lo tanto es el usado por lo deportistas de alto rendimiento. El segundo es más practico pues sólo tienes que utilizar un dispositivo.

 

“La elite de deportistas usan el monitor Garmin pero cualquiera que elijas es bueno si no eres deportista de alto rendimiento. La marca polar es excelente, ya compite con los mejores, pero a mejor precio”, comenta Madrid.

Fórmulas para ver resultados

“El uso del monitor va a hacer una gran diferencia para ver los resultados deseados pero también hay una ecuación ganadora en el fitness que es: descanso, buena alimentación y actividad física”, explica Madrid. “Si no tienes un buen descanso y no cuidas lo que comes por mucho que hagas actividad física, no verás resultados”.

 

“El cuerpo es igual que un boiler, si no está caliente, no funciona. Igual con el cuerpo, si no está caliente y preparado no quemarás grasa. Es por eso que después de los 30-40 minutos, del ejercicio, el cuerpo se vuelve una máquina de quema de calorías grasas. Por eso se recomienda hacer el trabajo de pesas primero y después pasar a la caminadora o elíptica a realizar ejercicio a paso moderado (en la zona) para quemar grasa”, concluye Madrid.

 

Precauciones

Toma en cuenta las siguientes precauciones para lograr tu mejor rendimiento:

-Si tienes una afección cardiaca, eres hipertenso, tienes una afección cardiaca o tuviste un infarto, debes de monitorear tu actividad cardiaca todo el tiempo durante tus rutinas de ejercicio.

-No puedes llegar a hacer actividad física sin alimento en el estómago. Hay quienes hacen primero ejercicio y al terminar desayunan: ¡esto es pésimo! Esto hace que sea más difícil que pierdas peso pues el cuerpo lleva tanto sin comer que almacena las calorías que tiene de reserva.

-Es importante comer algo antes de ejercitarte. Algunas sugerencias: un licuado, fruta, yogurt, almendras.

-Dormir todas las noches por lo menos 6 horas, pero el estándar debe ser de 6 a 8 horas.

Encuentra tu monitor

Estas son algunas de las marcas de monitores más utilizadas, con recomendaciones de expertos.

-Los monitores polar son muy recomendables. “La serie F de Polar es la mejor para quienes comienzan”, sugiere Madrid.

-Fit bit Alta HR es un gran monitor ya que es muy práctico y fácil de usar. Tiene un monitor de ritmo cardiaco, registra patrones de sueño, se sincroniza con el Smartphone para darte alertas de llamadas y mensajes, manda recordatorios para activarte, cuenta pasos, reconoce el tipo de ejercicio que haces, tiene reloj y su batería dura hasta 7 días. Además tiene su propia App.

-El Apple Watch es una excelente opción pues su monitor es bastante bueno, así como su App de actividad.

-El monitor Puma, es muy confiable.

-El Garmin, es el monitor ideal para competidores de alto rendimiento.

-El Timex es muy bueno, pero un poco complicado en su manejo

-El Nike, no es tan bueno.

-El Sunto, es un poco complicado.

 

Agradecemos a Alejandro Madrid por su colaboración. Madrid es profesor de Fitness, Acondicionador Físico avalado por la UNAM, certificado por Lemond, Kayser, Startrack, Body Systems y Reebok University.

Please follow and like us:
0

Post Author: Dosis Diaria

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *