Enojarte puede ser malo para tu salud

¿Eres de las personas que se enoja con mucha facilidad? Puedes pensar que ese es tu temperamento y que no lo puedes evitar, pero ¿qué pasaría si te digo que enojarte constantemente te puede causar enfermedades cardiacas, afectar tu sistema inmune e incluso acortar tu vida? Enojarte y sobre todo tener una personalidad irascible es negativo por donde lo veas.

 

Y aunque muchas veces sentir enojo no se puede controlar pues es una válvula de escape, lo que sí podemos hacer es aprender a manejarlo de una manera más productiva y a evitar que se vuelva crónico. De hecho es mejor liberarlo que dejarlo guardado por largos periodos de tiempo, pues además de que puede afectar la salud, el retenerlo puede traer el riesgo de que explotemos fuertemente más adelante y lleguemos a perder los estribos.

 

Pero, ¿cuáles son esos efectos negativos de los que hablo?

 

Cuando nos enojamos, se presentan cambios físicos y emocionales, tale como:

 

-El ritmo cardiaco se acelera

 

-La tensión en las arterias aumenta

 

-La producción de testosterona en el cuerpo se eleva

 

-Se reduce la producción de cortisol, la hormona del estrés

 

-El cerebro funciona de manera asimétrica debido a que el hemisferio izquierdo es estimulado.

 

Estos efectos pueden traer problemas a largo plazo, tales como:

 

Es malo para el corazón

Un estudio también mostró que las personas con personalidad que tiende al enojo corren el doble de riesgo de presentar enfermedades coronarias. El enojo puede traer problemas cardiacos como es el caso de arritmia, especialmente en el caso de los pacientes con dispositivos cardiacos. Y lo más preocupante es que un arranque de enojo puede poner en peligro al corazón. Las dos horas posteriores a un arranque de enojo, el riesgo de tener un ataque cardiaco se duplica.

 

Deprime el sistema inmune

Las personas que se enojan constantemente suelen enfermarse con mayor frecuencia. Un estudio de la Universidad de Harvard mostró que el simple hecho de recordar un evento del pasado que hizo enojar a la persona, causa una baja en sus niveles del anticuerpo inmunoglobulina A, la principal línea de defensa del cuerpo para luchar en contra de las infecciones.

 

Está ligado a la depresión

Hay estudios que muestran que existe una conexión entre la depresión y los exabruptos de enojo y agresión, sobre todo en los hombres. Hay personas que para no lidiar con la tristeza y depresión mejor se inclinan por el enojo. Este se convierte en un escape para no prestar atención a las razones por las que surgió la tristeza y depresión.

 

Se acorta la expectativa de vida

Hay estudios de la Universidad de Michigan que demuestran que las personas que experimentan constantemente estrés y enojo pueden llegar a acortar su expectativa de vida. El estrés deprime el sistema inmune y hace a la persona más propensa a contraer virus y bacterias. Además estar enojado, acompañado de estrés y ansiedad puede intensificar el dolor crónico.

6 trucos para no perder la calma

1.Identifica las causas que te hacen perder el control y trata de evitarlas lo más que puedas.

 

2.Pon en práctica el enojo constructivo y habla directamente con la persona que te hizo enojar o trata de resolver el problema que te está causando frustración.

 

3.Cuando sientas que vas a explotar, toma unos momentos para respirar profundamente.

 

4.Practica la asertividad en la comunicación con los demás, utiliza el humor o trata de ser más empático.

 

5.Si no puedes calmarte, aléjate del lugar o situación hasta que lo logres.

 

6.Realiza actividades que te mantengan en el aquí y ahora como la meditación, el baile, los deportes, la pintura, ponte en contacto con la naturaleza, desconéctate de la tecnología, etc.

 

 

Please follow and like us:
0

Post Author: Dosis Diaria

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *