Cómo sobrevivir un viaje con niños pequeños.

Viajar con niños puede ser el mayor de los placeres o la peor de las pesadillas, todo depende de tus expectativas y planeación. Yo presentía que el mío no iba a ser el mejor de todos cuando tuve que llevar a mis dos hijos pequeños a un viaje al extranjero. Las situaciones no eran nada alentadores: iba a ir yo sola, tendríamos que tomar dos aviones y esperar un promedio de 8 horas durante cada uno de los días de trayecto. Los meses anteriores a este evento tuve gran ansiedad y preocupación, en las noches tenía terribles pesadillas de que perdía a uno de los niños o que otro lloraba sin parar durante el vuelo provocando una psicosis general. Pero al mismo tiempo que sufría de un gran temor, empecé a planear el viaje. Llegué a la conclusión de que si tenía a los niños suficientemente entretenidos, sería más fácil controlarlos durante el trayecto por lo que decidí empacar diferentes cosas. Fui recolectando las cosas con bastante anticipación para no olvidar nada. Les guardé en un back-pack para cada uno unos libros para colorear, unos stickers, crayolas, masitas, carritos, videojuegos y cuentos. Para comer les llevé unos juguitos, unas barritas de cereal, unos pretzels y unos chicles por si se les tapaban los oídos durante el vuelo. Además llevé mi Ipod para que escucharan música si es que se ponían un poco necios. El truco fue no darles todos los entretenimientos al mismo tiempo sino ofrecerlos poco a poco. Durante los días de viaje planee una actividad infantil por día y suficientes horas de descanso. Como se imaginarán fue un viaje que nunca olvidaremos, ni mis hijos ni yo. Estos son los mejores consejos para que tu viaje sea todo un éxito.

¿Qué debes empacar?

–       Para que no se te olvide nada o empaques de más, realiza una lista unos días antes de viaje y la cantidad exacta de ropa y cosas que necesitarás para tus niños.

–       Trata de escoger prendas que combinen entre sí y que sean prácticas. Prefiere las de colores vivos en lugar de los pálidos o blancos pues son los que se ensucian más.

–       Empaca pocos pares de zapatos, pues estos tienden a aumentar mucho el peso de las maletas.

–       Lleva sólo los pañales necesarios para los dos primeros días, podrás comprar más al llegar a tu destino.

–       Carga con uno o dos de los juguetes preferidos de sus hijos para que se entretengan y tengan cosas que les recuerden a su casa.

–       Si tus hijos duermen con luz nocturna o de seguridad, no olvides llevarla. De esta forma, evitarás que la oscuridad del cuarto de hotel los asuste.

–       Y algo muy importante, lleva un poco de detergente para que puedas lavar la ropa sucia de tus hijos (que será mucha).

Si viajas en avión.

–       Si compraste tus boletos vía Internet, imprime los comprobantes de pago, itinerarios y vuelos, así no sufrirás de retrasos o confusiones en el aeropuerto.

–       Evita que tus hijos hagan filas en los aeropuertos. Es mejor que una persona se quede con ellos mientras la otra las haga. Así evitarás que los niños se desesperen ¡y tú también!

–       Aprovecha las maravillas de las carreolas. Lleva una ligera pero con suficiente espacio en la canastilla de abajo. Ahí podrás cargar la pañalera, los suéteres, los juguetes y demás cosas que cargan los niños.

–       Viaja lo más ligera que puedas de ropa, tanto tú como tus hijos. Recuerda que en los retenes de seguridad te pedirán que se quiten zapatos, cinturones, chamarras, suéteres y a veces hasta algunas alhajas o relojes.

–       Pide los asientos de hasta atrás de avión. Así tendrás el baño muy cerca de ti y te evitarás los molestos viajes de ida y vuelta a tu lugar.

–       Lleva una botella de agua, ya que tomarla durante el vuelo prevendrá que se deshidraten y que se les tapen los oídos con los cambios de altura.

Si viajas en coche.

–       Trata de salir a la hora de la siesta de tus hijos pequeños. De esta manera irán dormidos una gran parte del trayecto.

–       No viajes sin parar por más de tres horas si lo haces con niños pequeños. Detente periódicamente para estirar las piernas, comer algo ligero y obviamente, ir al baño.

–       Evita darles demasiados líquidos. Sino tendrás que detenerte cada hora para que vayan al baño.

–       Lleva un DVD portátil y suficientes DVD´s para que tus hijos puedan entretenerse durante el camino.

–       Carga con frazadas ligeras para tapar a tus hijos si deciden dormirse. Los suéteres, chamarras o muñecos de peluche pueden funcionar maravillosamente como almohadas.

Tips de seguridad.

–       Por ninguna razón viajes en auto sin la silla adecuada para la edad de tu hijo. Asegúrate de que esté bien colocada y ellos, bien abrochados.

–       Si viajan en avión, asegúrate que tus hijos tengan el cinturón de seguridad puesto todo el tiempo. Puede surgir una turbulencia inesperada y ellos se lastimen.

–       Hay varias maneras de prevenir que tus hijos se mareen durante el trayecto: asegúrate de que coman algo ligero antes de viajar, lleva medicinas para prevenir el mareo (checa antes con tu pediatra), asegúrate que estén cerca de una ventana y puedan ver hacia fuera, evita leerles cuentos pues al ver hacia abajo los hará más propensos al mareo.

–       Carga ¡siempre! Bolsas de plástico por si tus hijos sufren de vómito y toallitas húmedas para limpiar el tiradero.

¡No salgas de tu casa sin!

Paciencia y buen sentido del humor. Seguramente sucederán muchos imprevistos, pero si los tomas con tranquilidad, te la pasarás mucho mejor.

Please follow and like us:
0

Post Author: Dosis Diaria

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *