¿Cómo ser más resiliente y superar mejor las crisis?

Hay personas que a pesar de vivir una gran pena, dolor, enojo, frustración y demás sentimientos negativos, encuentran dentro de si la manera de manejar las adversidades. Estas personas son resilientes. Estas personas tienen la capacidad de sobrevivir las crisis y las dificultades extremas, logran un equilibrio emocional y no sólo se recuperan, sino que también crecen con los restos. Hacen que la adversidad se convierta en oportunidad y la experiencia en aprendizaje, logrando un mayor nivel de madurez.

¿Qué es resiliente?

¿De qué depende que una persona sea resiliente o no? La resiliencia es una fortaleza que nos ayuda a sobreponernos a los obstáculos, a retomar nuestro rumbo y a crecer. Y aunque muchas personas parecen ser resilientes de manera natural, hay quienes sufrieron dentro el seno de su familia algunos conflictos que les impidieron desarrollarla. Por esto la resiliencia tiene mucho que ver con la carga genética, las condiciones y el ambiente en el que crecemos y somos educados. Hay factores que pueden afectar nuestro desarrollo de resiliencia como:

-El tener una baja autoestima.

-Cuando se tiene una figura ausente del padre o la madre.

-El haber sufrido de un padre alcohólico.

-La inestabillidad familiar.

-La rigidez en actitudes y creencias.

-El haber sufrido de violencia intrafamiliar o haber sufrido de abuso sexual.

-Vivir dentro de un ambiente familiar negativo o dentro de una familia disfuncional.

-Tener desacuerdos graves en la pareja.

-Vivir con problemas económicos graves.

Como verás, muchas situaciones que una persona vive durante sus primeros años de vida son cruciales en su nivel de resiliencia. También puede llegar a afectar el hecho de vivir conflictos en las áreas de la vida que nos dan seguridad. Pero a pesar de los conflictos vividos, cuando se aprende a aceptar el pasado tal y como es se da un paso hacia una mayor madurez y resiliencia.

Desarrollando la resiliencia.

En el desarrollo de la resiliencia, nuestra forma de pensar juega un papel muy importante. El pensar que tienes el control de tu propia vida, que no eres indefenso(a) sino más bien fuerte y el ser optimista también es crucial.

Las personas resilientes saben aceptar la realidad tal cual es, creen profundamente que la vida tiene sentido y tienen la capacidad para mejorarla. También tienen la capacidad de reírse de si mismas y de mostrar empatía por los demás. Es como si navegaran en medio de la tormenta y no se dejaran arrastrar por el mar. Quienes son resilientes son realistas y flexibles, son personas que no exageran las cosas, no sacan conclusiones a la ligera y saben interpretar la realidad de una mejor manera.

Beneficios de ser resiliente:

Las personas resilientes tienen una mejor imagen de si mismas, se critican menos, son más optimistas, afrontan los retos en lugar de compadecerse de sí mismos, tienen un mejor sistema inmunológico y por lo tanto, mejor salud y tienen relaciones más satisfactorias en general. ¿Ves por qué conviene ser resiliente?

Para desarrollar la resiliencia…

-Confía en ti mismo y en los demás.

-Esfuérzate para tener y cultivar relaciones con personas que te quieran, que te apoyen y en quienes puedas confiar.

-Permítete sentir emociones intensas sin tener miedo ni huir de ellas. Aprende a admitir el dolor y los fracasos.

-Afronta los problemas y busca las posibles soluciones. El secreto es ver los problemas como retos a superar en lugar de cómo terribles amenazas.

-Toma el tiempo necesario para descansar y cuidar de ti.

-Identifica las causas de tus problemas para así impedir que se vuelvan a repetir.

-Trata de ser optimista y realista.

-Aprende a controlar tus impulsos en situaciones de alta presión.

-Confía en tus propias capacidades.

-Aprende a ser empático(a) y conecta con las emociones de los demás.

-Busca nuevas oportunidades, retos y relaciones para lograr más éxito y satisfacción en tu vida.

-Aprende a controlar tus emociones, sobre todo en los momentos de adversidad y de crisis.

 

Please follow and like us:
0

Post Author: Dosis Diaria

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *