Come con la cabeza, no el estómago

Te has de preguntar: ¿cómo qué comer con la cabeza si el hambre se siente en el estómago? Pues bien, uno de los problemas de la alimentación actual es el hecho de comer de prisa, sin saborear los alimentos y sin darnos cuenta de las sensaciones de saciedad que nos proporciona el cuerpo.

 

Aquí es el donde entra la alimentación consciente (mindful eating). El aprender a poner atención a lo que entra en nuestra boca, saboreando cada bocado, haciéndonos conscientes de qué tipo de alimentos probamos, qué pensamos y qué sentimos al hacerlo. Esto se hace por supuesto de manera tranquila, comiendo sentados y en un ambiente agradable.

 

Comer de manera consciente evita que nos alimentemos de manera impulsiva y en grandes cantidades, o bien como respuesta a los estados de ánimo o emociones. ¿Cuántas veces has comido de más para después arrepentirte? “Nunca debí de comer tanto helado”, “Por qué me comí ese pastel, ni hambre tenía”, “No debí haber limpiado todo el plato”, etc. Muchas veces comemos porque nos sentimos tristes, ansiosos, preocupados, aburridos o simplemente porque la comida está enfrente de nosotros.

 

Piensa antes de comer

La alimentación consciente no se consigue de la noche a la mañana. Requiere de práctica, pero si te propones hacerlo durante todas tus comidas podrás ver resultados positivos como:

-Descubrir las razones por las que comes y qué emociones están detrás de lo que comes.

-Si lo que comes el nutritivo o no.

-La forma, aroma, sabor y sensaciones de cada alimento que comes.

-Qué nivel de saciedad sientes al terminar de comer.

-Qué sientes antes y después de comer, de esta manera empezarás a elegir mejores alimentos.

alimentos

Comer con consciencia no es imposible. Simplemente aplica estas técnicas en tu rutina diaria, evita comer cuando estés estresado o triste y busca opciones para liberar tu estrés como meditación o ejercicio. Y recuerda disfrutar tus alimentos. Al comer de esta manera tendrás una mejor salud, digestión y mantendrás tu peso ideal. El Instituto de Nutrición y Salud Kellogg’s® comparte algunos consejos para aprender a alimentarse de forma consciente:

 

1.Bebe un vaso con agua simple antes de comer, esto evitará confundir el hambre con sed y fomenta centrar la atención en el cambio de actividad a la comida.

 

2.Procura comer sentado y acompañado para mantener la calma, comenta con la familia o compañeros de trabajo sobre el día. El estar conversando dará un mayor tiempo entre bocado y bocado.

 

3.Come despacio. La hora de la comida no es una carrera de velocidad, mastica cada bocado para sentir su textura y sabor; así será más fácil darte cuenta en qué momento tu cuerpo está satisfecho y no comer solo por terminar lo que hay en el plato. Si tienes hijos, aprovecha para hacerles preguntas sobre qué texturas y sabores identifican en cada uno de los platillos.

 

4.Apaga la televisión y mantén lejos el teléfono móvil. Si comes al mismo tiempo que ves televisión, hablas por teléfono o revisas tus redes sociales, perderás de vista qué cantidades estás consumiendo y será difícil identificar cuando ya estás satisfecho. Si puedes pon música suave mientras comes.

 

5.Conoce tu comida. Reflexiona sobre tu comida: ¿incluiste los diferentes grupos de alimentos?, ¿identificaste cuando estabas satisfecho?, ¿Involucraste todos tus sentidos en la experiencia de comer? Puedes hacer este ejercicio a manera de juego con los más pequeños de la casa e incluso, puede servirte para que acepten nuevas verduras y frutas.

 

Para obtener más consejos para tomar mejores decisiones en cuanto a tu alimentación, visita www.insk.com

 

Please follow and like us:
0

Post Author: Dosis Diaria

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *