Baja de peso sin darte cuenta

 

Este es el sueño de todas las personas con sobrepeso, bajar de peso sin darte cuenta. Y es que aceptémoslo, el estar a dieta restrictiva de calorías no le gusta a nadie. Y el tener que contar calorías y privarse de los alimentos que nos encantan es uno de los obstáculos para bajar de peso.

Por eso te voy a dar una alternativa para ti que quieres bajar de peso pero no quieres sufrir ni preocuparte por cada cosa que comas ni matarte horas en el gimnasio. Estos consejos te pueden ayudar mucho pero debes recordar que  aún así debes balancear tu alimentación y llevar una vida activa para que puedas ver resultados más rápido. ¿Listo?

 

1.Come más lento

El simple hecho de comer más lento puede hacer que consumas menos alimentos diariamente. El estómago tarda 20 minutos para mandar la señal al cerebro de que ya estás satisfecho por lo que si comes lento, saboreando cada bocado te sentirás satisfecha con menos alimento.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2.Come en platos más chicos

¿Sabías que existe la Dieta del Plato Pequeño? Es que al servir tus alimentos en platos pequeños reducimos las raciones en un 45% y engañamos a nuestra mente para sentirnos satisfechos con menos alimento. Sírvete en platos más pequeños de ahora en adelante y evita los platos muy hondos.

 

3.Duerme más

Dormir una hora más cada noche te puede ayudar a bajar de peso de acuerdo con un estudio de la Universidad de Michigan (esto calculado en una dieta diaria de 2,500 calorías). Muchas personas que duermen poco, durante esas horas de vigilia acostumbran comer el típico bocadillo mientras ven la televisión, trabajan o pasan el tiempo. También hay evidencia de que las personas que duermen menos de 6 o 7 horas diarias suelen tener un mayor apetito. Así que a ¡dormir!

 

4.Empieza con las verduras

Empezar tus comidas con una ración de verduras hará maravillas a tu salud ya que además de aumentar el consumo de fibra te ayudará a tener mayor saciedad. En el desayuno puedes comer un huevo con nopales, brócoli, jitomate o espárragos y en la comida y cena puedes empezar con una ensalada de berros, arúgula, lechuga y añadir zanahoria, pepino, jícama o betabel. También puedes comer verduras asadas como calabaza, hongo portobello, berenjena, etc.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

5.No te olvides de la sopa

Iniciar la comida con una buena sopa es la mejor manera de sentir saciedad con menos calorías. Obviamente no me refiero a la sopa de pasta o las cremas, pero sí las sopas de verduras. Hay miles de opciones deliciosas como la de tomate, la de brócoli, la de flor de calabaza, el consomé de pollo con verduras, etc. Te aseguro que después de una buena sopa ya no tendrás tanta hambre y podrás medir mejor las porciones de tu siguiente platillo.

 

6.Cambia lo blanco por lo integral

Al cambiar las harinas blancas y refinadas por las integrales, no sólo aumentarás tu consumo de fibra sino que te sentirás con menos hambre y por lo tanto, comerás menos. Desde ahora consume la versión integral de tus panes preferidos y prueba cereales integrales como avena, centeno, cebada, amaranto, quinoa, etc. También puedes probar con la pasta y arroz integral para un delicioso acompañamiento de tu proteína, pero en porciones pequeñas.

 

7.Deja de beber azúcar

Las bebidas azucaradas están repletas de calorías vacías que sólo te provocarán aumento de peso sin ningún beneficio. Un refresco de 355 ml puede contener de 10 a 12 cucharadas de azúcar, mientras que un jugo de industrializado 450ml hasta 15. En verdad no necesitas esa azúcar. Mejor cambia esa bebida por agua simple o mineral y si así lo deseas, ponle limón, hojas de menta o fresas congeladas. Poco a poco te irás acostumbrando a beber menos azúcar y empezarás a ver mejorías en tu peso y salud.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

8.Bebe verde

Disfruta de un delicioso té verde varias veces al día y aumentarás tu metabolismo temporalmente gracias a su catequina y cafeína. Además contiene antioxidantes, que aumentan la oxidación de grasa. Disfrútalo frío o caliente.

 

9.Come en casa

Trata de comer en casa el mayor número de días a la semana. Al comer en tu hogar podrás tener mayor control sobre la preparación de tus alimentos, reducir los alimentos fritos y capeados y aumentar los que son asados y el consumo de verduras. Si no tienes tiempo de cocinar diariamente, hazlo el fin de semana y congela las porciones que comerás en la semana.

 

10.Mastica goma de mascar

El masticar goma de mascar sin azúcar cuando tienes un antojo dulce es una excelente manera de distraer tu estómago. Mastica uno después de las comidas para evitar comer de más, sobre todo los postres. Mastica también cuando estés en una fiesta o reunión y quieras evitar comer de más o en momentos en los que comas por costumbre como cuando ves televisión o vas al cine.

 

11.Comparte tus platillos

Muchas veces cuando salimos a comer a restaurantes comemos porciones mucho más grandes de las que estamos acostumbrados a comer en casa. Por eso sigue la regla de compartir platillos con tus acompañantes o pide platillos al centro de la mesa y sólo sírvete lo que te vayas a comer. Esto te ayudará a comer porciones más pequeñas sin sentirte culpable de desperdiciar la comida.

 

12.Quema 100 calorías extra

Otra manera muy buena para bajar de peso es quemar más calorías de las que consumes por lo que empieza a activarte más. Prueba quemar 100 calorías extras cada día como: bailar 20 mins, lavar tu auto por 25 mins, caminar a paso ligero por 45 mins, trabajar en el jardín por 27, correr por 10 mins o limpiar la casa por 30 mins.

Please follow and like us:
0

Post Author: Dosis Diaria

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *